Inicio > Patologías > Espondilolisis y espondilolistesis

Volver atrás

La espondilolisis y la espondilolistesis suelen afectar a la parte baja de la espalda

Causas congénitas o provocadas por micro-fracturas repetidas

Pueden no dar síntomas o bien provocar dolor e inestabilidad a nivel lumbar

Eficacia de la Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) en la mejoría de los síntomas y en la detención de su progresión

Indicación de la intervención quirúrgica sólo en el caso de deterioro neurológico progresivo

La Espondilolisis y la Espondilolistesis

Definición

Son dos patologías que están relacionadas entre sí. Afectan más frecuentemente a la parte baja de la espalda, sobre todo a nivel de la quinta vértebra lumbar y con menor frecuencia a la cuarta.

Podemos definir la espondilolisis como un reblandecimiento óseo de la lámina que une el cuerpo vertebral a la articulación facetaria.

Puede tener dos orígenes:

•  Congénito: No llega a osificarse la lámina en el proceso de maduración ósea y se mantiene así constantemente a lo largo de su vida.

•  Traumático: Provocado por micro-traumatismos repetidos, que conllevan micro-fracturas a nivel de la vértebra, y al ser repetidos no permiten su correcta resolución. Es típico en deportistas (tenistas, jugadores de fútbol americano, entre otros).

La espondilolistesis consiste en un desplazamiento de una vértebra sobre otra. Suele estar precedida de una espondilolisis.

Según se deslice la vértebra hacia delante se denomina “anterolistesis” o hacia atrás “retrolistesis”.

Se puede clasificar en cuatro grados en función del desplazamiento, siendo el cuatro el más grave.

Síntomas

En muchas ocasiones no provocan síntomas, encontrándose de una forma casual al realizar una radiografía.

Pero pueden tener una evolución progresiva y en los grados más severos de inestabilidad pueden llegar a provocar lesiones neurológicas.

Tratamiento

  • En aquellos casos asintomáticos así como en aquellos que, aunque provoquen dolor no conlleven una afectación neurológica progresiva, el tratamiento básico es el ejercicio.
    Reforzar la musculatura erectora lumbar ha resultado muy eficaz para la mejoría de los síntomas dolorosos, así como para evitar su progresión.
    El ejercicio tiene que ser controlado por especialistas para que la eficacia no conlleve ningún riesgo.

  • La Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) de la musculatura lumbar ha demostrado su eficacia y seguridad en el tratamiento de estas patologías.

  • La solución quirúrgica, que consiste en la alineación y fijación del segmento vertebral desplazado, debe reservarse para aquellos casos donde se produzca una lesión neurológica progresiva. La mera existencia de la espondilolistesis no significa una indicación para la intervención quirúrgica.
    La cirugía no es la única opción, y en los casos en que es necesaria debe ir precedida y/o seguida de la Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) para obtener resultados óptimos a largo plazo.

Comparte en:


DT&T Medical S.L. · CIF B-12.347.779 · Centros Medical Exercise en: Valencia

Testimonios

Mujer, 54 años

Durante tres años hice diferentes tratamientos: gimnasia, yoga, rehabilitación en centros médico [...]

Mujer, 40 años

He mejorado mucho desde que vengo a la clínica. El dolor ha remitido y pienso que si sigo con el mantenimiento mejoraré [...]

Convenios especiales

Medical Exercise dispone de acuerdos especiales para la prestación de servicios preferentes a los empleados de diferentes empresas e instituciones.

Últimos convenios:

SD Correcaminos

Sodexo

Club Natació Barcelona