Inicio > Patologías > Dolor cervical crónico

Volver atrás

Dolor a nivel posterior del cuello de más de 12 semanas de evolución

Mayor frecuencia en el sexo femenino

Principal causa: patologías con contracturas musculares, trastornos mecánicos cervicales

En 85 hasta 90% del dolor crónico se constata una debilidad hasta atrofia muscular que acompaña el dolor crónico: cuanto más tiempo y dolor, tanto más atrofiados se encuentran los músculos

La Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) de las estructuras inestables cervicales es fundamental

Métodos pasivos suelen aliviar el dolor a corto plazo, pero no solucionan el problema

El Dolor Cervical Crónico

Definición

El dolor cervical crónico se define como un dolor a nivel posterior del cuello (desde la nuca hasta la zona interescapular) de más de 12 semanas de duración.

Puede asociarse a hormigueo o dolor a nivel de miembros superiores (normalmente uno, aunque puede ser bilateral) denominándose entonces cervicobraquialgia.

Este dolor crónico puede asociarse a periodos de reagudización invalidante, que pueden ocurrir con frecuencia y duración variables.

Dolor cervical crónico

Población

Es extremadamente frecuente. Afecta a los dos sexos pero con mayor frecuencia al sexo femenino.

Causas

Las causas que pueden provocar dolor crónico cervical son múltiples. Las más frecuentes son las secuelas de accidentes (tanto domésticos como de tráfico), la artrosis cervical y, sobre todo, aquellas patologías que producen contracturas musculares reactivas.

Hoy en día tenemos una actividad física cada vez más limitada. Las posturas forzadas prolongadas, por ejemplo en el ordenador, el estrés, la falta de ejercicio físico provocan inestabilidad a nivel intervertebral cervical.

Esta inestabilidad provoca dolor. Las molestias hacen que el paciente intente, inconscientemente, la inmovilización de la zona. Ello provoca mayor atrofia muscular, aumentando la inestabilidad y cerrando así el círculo de dolor. El desequilibrio muscular interno permite que los impactos externos superen las defensas intrínsecas produciendo así dolor y contractura.

Si en esta fase no solucionamos el problema, terminaran produciéndose cambios degenerativos a nivel de la articulación intervertebral (artrosis de carillas articulares), patologías discales con deshidratación, protrusión o hernia discal.

Diagnóstico

Para llegar a él es fundamental una cuidadosa anamnesis así como una exploración exhaustiva.

Como ayuda al diagnóstico son útiles:

  • Analítica. Permite descartar patologías inflamatorias o reumáticas, así como enfermedades sistémicas que puedan dar síntomas dolorosos.
  • Radiografías, tanto estáticas como dinámicas. Son muy útiles para diagnosticar patologías degenerativas del aparato locomotor, así como inestabilidades intervertebrales.
  • TAC (Tomografía Axial Computada). Sirve para poder diferenciar patologías en partes blandas, aunque ha demostrado su mayor eficacia en el diagnostico de lesiones óseas.
  • RMN (Resonancia Magnética Nuclear). Es muy útil en el diagnóstico de lesiones en partes blandas, siendo imprescindible cuando sospechamos patología a nivel discal.
  • EMG (Electro miografía). Permite diagnosticar las lesiones neurológicas diferenciando su severidad así como el grado de cronicidad.
  • Densitometría de la masa ósea. Muy eficaz en el diagnostico de la Osteoporosis.
  • Evaluación de la Función Muscular Cervical. Permite la determinación del ángulo libre de dolor, el equilibrio, la capacidad de producir fuerza muscular (par de rotación) del paciente a nivel cervical, permitiendo programar un entrenamiento óptimo para cada caso. También permite mediciones posteriores para evaluar objetivamente el resultado del tratamiento.

Tratamiento

Si los trastornos que cursan con contractura muscular son los que causan con mayor frecuencia la aparición de cervicalgias crónicas:

  • Potencie la musculatura estabilizadora cervical: Para lograrlo hay que hacerlo de una forma eficaz y segura. Es fundamental conseguir una correcta fijación torácica, que obligue a trabajar los músculos extensores cervicales, evitando a su vez la posibilidad de realizar el ejercicio de manera incorrecta mediante los músculos compensadores.
    Los programas de potenciación muscular deben estar diseñados y dirigidos por profesionales sanitarios expertos (médicos y fisioterapeutas), de forma individualizada para cada paciente.
    La Potenciación Muscular Selectiva (PMS®) reúne todas estas condiciones, siendo eficaz y segura en el tratamiento del dolor cervical crónico.

  • Vigile las malas posturas. La ergonomía (que se define como aquellas técnicas que consiguen que los objetos cotidianos tanto domésticos como laborales se adapten al individuo que los usa y no al revés) puede ser útil.
    Las indicaciones de la escuela de espalda enseñándonos a evitar aquellas acciones o posturas que nos perjudican pueden mejorar el cuadro de las cervicalgias.

  • Pierda peso. Aunque menos importante que a nivel lumbar, el sobrepeso provoca sobrecarga a nivel articular, y puede desestabilizar las cadenas musculares, que facilitan el equilibrio muscular.

Comparte en:


DT&T Medical S.L. · CIF B-12.347.779 · Centros Medical Exercise en: Valencia

Testimonios

Hombre, 20 años

He mejorado un poco en lo que más me preocupa, el dolor, aunque aún hay días malos (a pesar de t [...]

Mujer, 29 años

Sólo quiero decir a quien lea esto que verdaderamente es la curación de la espalda, que no se desanimen [...]

Artículos

Qué es el método de punción seca

El método de punción seca va encaminado al tratamiento de los puntos en los que un tejido muscular está más acortado y es hipersensible al tacto.

Influencia de un protocolo específico de potenciación de la musculatura lumbar y accesoria con equipamiento MedX sobre pacientes con dolor lumbar crónico.

Artículo publicado en el nº 5 de la revista Therapeía.

Convenios especiales

Medical Exercise dispone de acuerdos especiales para la prestación de servicios preferentes a los empleados de diferentes empresas e instituciones.

Últimos convenios:

Sodexo

Club Natació Barcelona